Mi foto
Nombre: Vargas "el brujo"

sábado, noviembre 25, 2006

"El brujo", la bruja y la Brujería.

Cuando se me pregunta por mi sobrenombre he de contestar que es lema y divisa de mi obra. Es mi especifica manera de hablar de la vida, de escribir del hombre. Que cada uno ha de encontrar su duende.
Brujo es un termino que procede de la palabra "bruja". Es el termino masculino de una palabra archifamosa, llena de historia y contenido. La palabra "bruja" tiene un origen etimologico iberico, preromano, y su significado es "alteza, elevación, altura". Estamos hablando del recuerdo de cuando la peninsula iberica vivía bajo la creencia de la Divinidad, de la Gran Madre. Estamos hablando del culto natural de nuestra especie, presente en todo latitud y longitud de la tierra. Amor de la Tierra al Cielo.
La historia de dominación y violencia convirtió aquella tradición original en culto al diablo, enemigo del bien humano. La tradición de la sabiduría tuvo que ocultarse, y hasta el simple conocimiento del cuerpo fue abolido. La ignorancia, que se calificó de bendita, permitió una violenta dominación sobre los vasallos, herederos de la esclavitud.
A la bruja iba la servidumbre a hablarle de las cosas de la vida, a buscar remedios surgidos de la Naturaleza para calmar y resolver las cuitas del caminar.
A la bruja se le condenaba por ser maldita, por romper todo el dogma del tabú. Era ella la que salía de noche, la que era libre en el amor, la que era dueña de su propio sexo. Era a ella a la que había que quemar para mantener el miedo que permitía la dominación.
Hombres cultos establecieron que cualquier herejía escrita, cualquier critica al dogma, sería tratado de la misma manera. Y así muchos sabios fueron tratados como simpatizantes de las brujas, como adquisidores de un conocimiento propio del diablo y condenados por brujería.

Brujería no es lo que cree la gente, no es maleficio ni culto malvado. Tan sólo es un termino procedente de designar a una mujer como enemiga del culto imperial, de censurar cualquier conocimiento negador del dogma.
Pero más allá de su historia escrita, nos queda su legado inscrito en nosotros. Nuestro natural instinto a amar la Tierra que nos sustenta y nos permite contemplar el Cielo. El lógico deseo de un ente natural a expresar su ser naturalmente....a percibir la profunda realidad del espíritu de la Naturaleza.

Ahora, en estos tiempos en los que la palabra "brujería" es sinonimo de estafa e ignorancia, parece olvidado el canto rebelde de los hijos de la tierra. La religión no parece gobernar a los subditos, y hasta incluso podríamos decir que ya hemos dejado de ser siervos.
Por tanto es momento de vivir acorde a la propia naturaleza de uno mismo, y encontrar su propia manera de religarse (religio), de vincularse a la vida.

Y yo, personalmente,prefiero vivir bajo el embrujo de la Luna que en el dogma del conquistador.
Sabe el niño más sobre la magia, que el adulto castigado por la mentira.
Razón humana y natural, y no inhumana razón artificial .

1 comentarios:

Blogger Silvia ha dicho...

ME "ENCANTARON" SU PALABRAS SOBRE LA "BRUJA".
PARA MI YA LA PALABRA MISMA TIENE SU PROPIO PODER DE ENCANTAMIENTO, PERO ENCONTRAR UNA REFLEXIÓN TAN LIBRE, "EMBRUJA".

OJALA TODOS PUEDIERAMOS ENCONTRAR Y HACER CONTACTO CON ESE SER "OCULTO" Q LLEVAMOS DENTRO. NOS HARÍA LIBRES!

SALUDOS, SILVIA

9:55 PM  

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal