Mi foto
Nombre: Vargas "el brujo"

lunes, diciembre 18, 2006

Hombre blanco, hombre indio: máquina y naturaleza.

Vengo de la formación del "hombre máquina", de su visión del mundo y de sí mismo. De un no sentir y no pensar sobre asuntos que no están atendidos por la Máquina. Siglo veinte que todos conocemos.
¿Porqué me rebelé ante ello? Por un sentimiento de inadecuación y de amputación de mi propio ser. Y en ese deseo de liberación encontré la necesidad del "hombre natural", de reencontrarme a mí mismo lejos de la explicación del mundo que se me decía correcta.
Gran suerte tuve al conocer al "indio", al "hombre primitivo", al "hombre salvaje". Pues éste en su vida necesitaba para su existencia del espíritu, y su mundo estaba coordinado y ordenado bajo dicho misterio. Allí es donde encontré realidad que no encontré bajo el "hombre blanco", simbolo de la razón dominante y civilizadora, razones para entender mi comportamiento que de otro modo era considerado como "quimerico" o simplemente delirios de un chalado.
Pues lo que en estos lares es considerado como "oculto", para otros es considerado como "intimo"; para unos es como una razón otra que existe más allá de este mundo conocido y vaya usted a saber, para otros es razón esencial y profunda.
Considero tradición la del "hombre natural" y su historia; considero dogma la del "hombre civilizado" y su historia. Una de las historias está repleta de magia y misterio, de sabiduría y arte..., la otra que presuntamente afirma ser tradicional es tan sólo eso que todos ya llamamos "sistema". Un discurso, una razón, que tan sólo aliena al hombre, y cuya finalidad principal es el poder del hombre sobre el hombre.
Así que el que quiera volver a sus origenes necesariamente deberá creer en la magia y el misterio, y adoptar una actitud mistica ante la vida.

Y sí...es posible pasar de ser un "hombre blanco" a un "hombre indio". Eso es de la elección del corazón.
Lo que me confunde es la posibilidad de lo contrario.
Quien lo llame elección de la razón a eso es simplemente un necio.