El Diario de Vargas "el brujo"

Cuentos, poemas y reflexiones. Dama Natura

  • Embrujo: la web de Vargas "el brujo"
  • Mi foto
    Nombre: Vargas "el brujo"

    martes, octubre 10, 2006

    Cultura natural

    Frente a la idea de la oposición entre cultura y naturaleza, la humanidad enemiga del orden natural y que trata de imponer su propio orden, habrá que entender que existen culturas cuya metafora no es la máquina, sino la misma Naturaleza.
    La cultura en la que habitamos establece dicotomías...separa al hombre de la Naturaleza y genera ideologías que afirman que o bien carece de espíritu (materialismo) o es maligna (espiritualismo). El ser natural como máquina o como adversario de la mismisima divinidad. El hombre es una maquina defectuosa que necesita ser vigilada o un animal pecador que necesita ser controlado.
    En nuestros origenes, que aún conservan las sociedades "primitivas", se aprende de la Naturaleza, se convive con Ella. Son esos salvajes que admiran las cualidades de los animales y que incluso los imitan; que confian en los efectos medicinales de las plantas, y que expresan su sabiduría con metaforas extraídas de la contemplación del cielo y la tierra.
    ¿Y cual será el futuro? Necesariamente una aceptación de nuestra propia naturaleza, y por tanto de la realidad en la que vive. Será una cultura que surge de la Naturaleza, que aprende de Ella...esa es la cultura que une a todos los pueblos.
    La cultura natural del ser humano.

    lunes, octubre 09, 2006

    Vivir en lo sagrado

    Frente al movimiento de desacralización que ejerce el mundo moderno, necesario en primera instancia para conseguir liberarse del dogma tiránico del pasado que amparado bajo lo sagrado ejercía una función de alienación en el hombre, es necesario recordar nuestros origenes. La manera en que el ser humano abordó la realidad de su existencia.
    Mircea Eliade, en su discusión acerca de "dos modos de existir humanos: lo sagrado y lo profano" afirma:


    "El hombre de las sociedades arcaicas tiene tendencia a vivir lo más
    posible en lo sagrado o en la intimidad de los objetos consagrados. Esta
    tendencia es comprensible: para los «primitivos» como para el hombre
    de todas las sociedades pre-modernas, lo sagrado equivale a la potencia y,
    en definitiva, a la realidad por excelencia. Lo sagrado está saturado de ser.
    Potencia sagrada quiere decir a la vez realidad, perennidad y eficacia. La
    oposición sacro-profano se traduce a menudo como una oposición entre
    real e irreal o pseudo-real. Entendámonos: no hay que esperar reencontrar
    en las lenguas arcaicas esta terminología filosófica: real, irreal, etc.; pero
    la cosa está ahí. Es, pues, natural que el hombre religioso desee
    profundamente ser, participar en la realidad, saturarse de poder."


    Es tarea de cada uno continuar con la historia. Liberados de dogmas de autoridades laicas o religiosas, avanzar por el camino de la paz donde ejercer nuestro libre albedrío.

    domingo, octubre 01, 2006

    Esoterizante

    Desde fuera, necia mirada.
    La belleza no contemplada.
    Amarga visión sin el dentro,
    la verdad está en el centro.

    Ni artificio e invención,
    no vana convención.
    Mirada del corazón,
    con legitima razón
    .

    Es la oculta cualidad,
    de lo que es realidad.
    Y dicha así la verdad,
    aceptar el ¡Guardad!